“No tomes nada por sentado y cree en ti mismo y en todo tu potencial.” aconseja Jose Agudo

Dansart BCN: ¿Podrías describir tu trayectoria profesional en unas palabras?

Jose Agudo: Empecé a bailar en un musical amateur con todo el mundo de “West Side Story”, cuando era adolescente. Miraba las películas y las imitaba: Singing in the rain, Fame, Michael Jackson. Quería vivir en America. Me pasaba horas aprendiendo y ensayando. Después, sentí que quería realmente aprender más. Entonces, fui al Conservatorio de Danza en mi ciudad Granada; pero me dijeron que era demasiado mayor para entrar en el curso de ballet. Estaba devastado. Ahora voy a dar clases regularmente allí. Unos años después, cuando tenía 18 años, me encontré con una persona que se convirtió en mi primer maestro de flamenco, Antonio Vallejo, y gracias a él soy bailarín hoy. Me invitó a tomar clases de flamenco como parte de un programa gratuito del Consejo de Granada en los barrios bajos de la ciudad. Después, empecé a aprender danza española clásica y ballet. Un par de años después de graduarme, empecé a actuar en los Tablaos del Sacromonte. Fue dos años después que descubrí la danza contemporánea con Ramón Oller y amplié mi visión de la danza. Me invitó en el Centro Andaluz de Danza y más adelante en su compañía Metros en Barcelona. Entonces, empecé mi formación en danza contemporánea para acabarla en el Cetro Coreográfico de Valencia.

Después me mude a Bruselas para trabajar con Charleroi-Danses hasta que el director Frederick Flamand me invitó a juntarme al Ballet de Marseille. Después de 6 meses, me di cuenta que quería trabajar en freelance. Entonces, regresé a Bruselas para trabajar internacionalmente con compañías como T.R.A.S.H., Shobana Jeyasingh y empezar mi investigación coreográfica como artista residente en Déda en el Reino Unido.

Desde 2008, hago trabajos para mi propia compañía y también comisiones de otras compañías e instituciones. En 2011, Akram Khan me invitó como ayudante de coreografía, director de ensayo y bailarín en su solo DESH. Desde entonces, colaboré en diferentes proyectos con Akram Khan Company.

¿Cómo describirías la experiencia del proceso de creación de “Chotto Desh”?

Fue una producción muy enriquecedora y productiva, además de un increíble equipo dispuesto a trabajar duro. Creo que el papel de cada artista era muy claro. Entonces, cada uno podía dar lo mejor de sí mismo. Fue maravilloso retomar el material coreográfico de DESH y después revaluarlo a través de los ojos de Sue Buckmaster. Mira a los cuerpos de una manera teatral y desde un punto de vista de titiritera, muy diferente a lo que hago yo: miro la complejidad de la coreografía, las emociones y la humanidad en el cuerpo. No obstante, fue la gracia de trabajar con el enfoque de una directora de teatro.

Hay cosas muy honestas que tienes que transmitir cuando creas un trabajo para niños. No puedes evitar de mirarles y involucrarles, sino pierdes su atención. Aprendí que también tienes que coreografiar no solamente lo que haces pero también lo que piensas. Si estás totalmente convencido de lo que haces, el público te seguirá en tu viaje.

¿Te encontraste con algún reto?

Uno de los mayores retos fue de dejar ir la complejidad de la coreografía y apostar por la verdad para servir la pieza. Me hizo pensar mucho en mi práctica coreográfica y el tipo de decisiones que voy a tomar.

Crédito Foto: Richard Haughton

 ¿Sientes alguna similitud con el personaje de Akram en la pieza?

Sí. Me crié con muchos enfrentamientos con mi padre, sobretodo cuando empecé a bailar danza contemporánea. No estaba de acuerdo para nada. Creo que este tipo de actitud pertenece a una generación en la que el papel del padre estaba en total transformación. Hoy en día, es totalmente diferente.

Siento algo similar al personaje de Akram respecto a la identidad. Me crié en España y desarrollé mi carrera en Europa. Ahora estoy basado en Londres y casado con Claire Cunningham (productora de CHOTTO DESH) que es inglesa. Tenemos una hija de 4 años llamada Audrey. Entonces hay ciertos aspectos relacionados con la identidad que me tocan.

Por otra parte, como anécdota, experimente una situación similar a la que abre la pieza durante el proceso de creación. Tuve un problema con mi teléfono y el centro de llamadas estaba en India.

¿Fue difícil coreografiar CHOTTO DESH para un público joven?

No era difícil porque ya teníamos mucho material. Tengo que decir que fue muy bonito crear nuevas escenas con Sue, Dennis y Nico. Lo intentamos todo hasta que fuera correcto. Nadie se agarró a ningún movimiento o idea. Fue el mejor propósito de la pieza.

¿Cómo tomaste tus decisiones coreográficas? 

Cada escena tiene pautas diferentes en cuanto al material que trabajé. Entonces, siempre intenté estar lo más cerca posible de estas pautas y de la historia.

¿Es la primera vez que trabajas en un espectáculo para niños?

Mi primera obra de danza contemporánea para niños fue con DA.TE Danza en España. Yo era bailarín y teníamos un caballo de marioneta.

Crédito foto: Danilo Moroni

¿Qué importancia crees que tiene hacer este tipo de espectáculos?

Este espectáculo es un reto para el público joven porque habla de emociones y de algunos asuntos difíciles cuando creces. Entonces, no es solamente para pasarse lo bien. Trata también de perseguir tus sueños y eso quiere decir luchar contra los otros en la sociedad. La pieza te hace reflexionar sobre lo que quieres en la vida.

¿Muchos de nuestros lectores son estudiantes en formación, ¿qué consejo les darías para enfrentarse a su futuro como bailarines profesionales?

Trabajar duro todos los días, amar lo que haces y todo lo que te den otros artistas. No tomes nada por sentado y cree en ti mismo y en todo tu potencial.

¿Cuáles son tus futuros proyectos?

Estoy creando SILK ROAD, una programación de 2 solos de AGUDO DANCE COMPANY coreografiado por Rafael Amargo y Nahid Siddiqui para la primera parte y en segunda parte, un dueto con el bailarín internacional de bharathan ath y de danza contemporánea Mavin Khoo.  Hasta el 20 de marzo, estaré en Cape Town, Sur Africa, para remontar A THOUSANDS SHEPHERDS en Cape Dance Company. También estoy remontando ARCTIC para el English National Ballet School, una nueva obra de larga duración para ACE Dance and Music en Birmingham. También soy artista residente en ZfinMalta (Compañía Nacional de Malta).

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*