“Misha” cumple 69 años

Mikhail Baryshnikov celebra hoy su sexagésimo noveno cumpleaños. La oportunidad para nosotros de recordar los grandes logros del bailarín que está marcando su siglo.

El bailarín originario de Latvia nació en 1948. Pasó de ser estudiante a bailarín principal del Ballet Kirov en 1969. En 1974, durante una gira, pidió asilo político en Canadá y dejó la Unión Soviética. Le permitió trabajar con las mejores compañías del mundo, entre ellas el New-York City Ballet donde colaboró con George Balanchine y Jerome Robins. Desde 1974 hasta 1984, Baryshnikov tomó la dirección artística del American Ballet Theatre que vivió con él sus mejores años, como lo muestra la fabulosa grabación de “Don Quixote” en 1983 en el Metropolitan Opera House de Nueva-York. En 1986, se naturalizó estadounidense. En 1990, junto a Mark Morris, funda White Oak Dance “para ser una fuerza motriz en la producción de arte” y expandir el repertorio de la danza moderna americana. Baryshnikov Arts Center se creó en 2005 para ayudar a la promoción y la creación de trabajos de artistas internacionales.

A lo largo de su carrera, se le otorgaron varios premios: el premio John F. Kennedy Center (compartido con el tenor Plácido Domingo y la actriz Angela Lansbury), un doctorado honoraris causa en 2007 Conservatorio Shenandoah de la Universidad de Shenandoah, y el 11 de mayo de 2006, de la Universidad de Nueva York. Baryshnikov brilló también en la gran pantalla en películas como Paso Decisivo (1977) para el cual fue nominado en los Oscars como mejor actor de reparto, y Noches de sol (1985) donde destacó por su interpretación de “El Joven y la Muerte” de Roland Petit.

Últimamente, “Misha” es intérprete para el solo teatral Letter to a Man de Robert Wilson, donde resucita la demencia de Nijinski, un trabajo aclamado por la crítica internacional. También apareció en la noticias en los últimos meses advirtiendo que la retórica de Trump le recordaba a la Unión Soviética y apoyando públicamente a Hillary Clinton. “La America que quiero acoge a gente de todas las naciones, de todas las religiones, y apoya a todos las formas de expresión humana. America me acogió, como inmigrante, y esta acogida ha hecho mi vida posible.”

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*