Júlia Barra

Inicia su formación en las escuelas y estudios de danza de Barcelona más importantes de la década de los 80 y 90. Ejerce como bailarina, profesora y coreógrafa. En octubre del 1994 funda y dirige su propia escuela llamada ESPAI FÍSIC – Escola de Dansa. En diciembre del 2011 funda y preside la Associació Dansadespí. Haciendo proyectos puntuales como: “A través de sus ojos” (2011), “El Lago de los cisnes” (2013), “Música EnDansa. SJD 2014”, “Música IDansa. SJD 2015”. Otros proyectos consolidados que ha llevado a cabo son: “Dansa Solidària amb La Marató de TV3”, “Premi Jujol de Dansa Jove. SJD”, “Gala Solidària Jujol. SJD” y “Dissabtes EnDansa”. Júlia ha sido también miembro del Jurado de la Federación Catalana de Profesores de Danza para otorgar becas de la RAD (Royal Academy of Dance) en el Instituto del Teatro de Barcelona.

1.¿Por qué y cómo empezaste a bailar?

De pequeña ya tenía interés por la danza pero no tuve la oportunidad. Empecé a bailar mayor. A los 16 años, tomé mis primeras clases en Barcelona. Fue entonces cuando vi que ésta era mi pasión, mi vida… lo tuve súper claro.

2.¿Por qué has elegido la enseñanza? Estuve bailando con la compañía de Anna Maleras durante largo tiempo y lo alternaba montando piezas en diferentes centros de danza. Fue cuando vi que también me apasionaba la enseñanza.

Dar clases, llegar a los alumnos y ver su evolución, era muy satisfactorio e interesante para mí y mi trayectoria profesional. Con el tiempo decidí abrir Espai Físic, Escola de Dansa.

3.¿Qué buscas transmitir en tus clases?

En mis clases lo que quiero transmitir es la pasión por la danza. Llegar a los alumnos y que disfruten. Realmente creo que eso es lo que tienen que descubrir con una maestra o maestro.

4.¿Qué es lo que más te gusta de la enseñanza?

Lo que más me gusta de la enseñanza es la evolución de los alumnos. Llega un momento en el que ves que el alumno ha llevado una buena trayectoria dentro de la escuela, eso me apasiona. He tenido alumnos que se han dedicado profesionalmente a la danza, ahora están en el extranjero trabajando.

Eso es lo mejor que me puede pasar a nivel personal, ver la evolución de los alumnos dentro y fuera de la escuela.

5.¿Qué te parece más dificultoso de la enseñanza?

Lo más difícil de la enseñanza es que te entiendan. Hay alumnos que quieren las cosas rápidas. La danza requiere un tiempo lento y repetitivo para poder llegar a una meta. Es lo que más nos cuesta que comprendan dentro de una escuela pequeña con pocas horas.

Aún así, en nuestra escuela, la gente que trabaja conmigo da lo mejor y cuando conseguimos que el alumno nos entienda es perfecto.

6.¿Qué tipo de relación tienes con los padres?  Dentro de la escuela tenemos una relación educativa para todos;  confianza para poder trabajar y desarrollar unos buenos proyectos.

Una buena conexión familia-escuela es vital para obtener éxito.

7.¿Cómo ves el mundo de la danza actualmente? ¿Qué crees que necesita?

La danza actualmente aquí en Catalunya y en el resto de España está igual que hace  años,  con poco futuro profesional. Es preocupante en el sector. Hay mucho talento, pero tienen que emigrar al extranjero. Hay que trabajar y sumar entre todos y todas, estar unidos.

Aquí no hay referentes de grandes compañías internacionales, tenemos muy pocas, por lo cual es muy difícil trabajar dentro de las escuelas y explicar que existe este panorama y, sin embargo, hay que seguir trabajando para lograr un gran futuro.

8.¿Cuáles son tus proyectos actuales y futuros?

Dentro de la escuela vamos haciendo pequeños proyectos cada año para tener activos a los alumnos.

El día 22 de abril tuvimos la presentación de la Dansa Jove Despí,  pero el más interesante es el Premi Jujol.

El Premi Jujol es una plataforma de concurso que está destinado a las pequeñas escuelas y de formación. Es muy interesante porque promociona y difunde la danza. Nos permite ver el trabajo de todas las escuelas que hay aquí en Catalunya.  Este proyecto lo inicié con muchísima ilusión y cada año va cogiendo más fuerza.

9.¿Qué consejos darías a los alumnos que quieren hacer de la danza su trabajo, bien sea como bailarín o profesor?

Querer es poder! Sabemos que aquí tenemos muchos impedimentos a nivel profesional (pocas compañías estatales, falta de apoyo institucional, poco prestigio social) pero el bailarín  no tiene fronteras, se tiene que mover por todo el mundo.

Mi consejo seria: si es lo que quieres, adelante!  No será un camino fácil, pero si muy gratificante… Tienen todo mi apoyo.

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*