Emili Gutiérrez

El curso ya está llegando a su fin y qué mejor manera de despedirlo que una mirada docente con un inspirador profesor como lo es Emili Guitiérrez. Graduado del “Institut del Teatre” en danza contemporánea en el año 1994, Emili ha trabajado como intérprete para compañías como Metros, Lanónima Imperial, NatsNus, Mudances y Thomas Noone entre otras. También ha recibido varios premios por su trabajo como coreógrafo. Docente al nivel internacional, Emili es hoy uno de los profesores del equipo educativo del Institut del Teatre. Antes de despedirse del curso, ha tomado unos minutos para contestar a nuestras preguntas sobre su experiencia en la docencia.

¿Por qué y cómo empezaste a bailar?

En realidad creo que lo hice dos veces. De la primera no tengo recuerdo, no tenia edad para ello, mis padres eran bailarines y montaron una escuela de danza, así que me colgaron de una barra casi antes de poder andar, yo siempre pedía hacer deporte pero tardaron mucho en dejarme practicarlo. La segunda fue decisión propia cuando tras una lesión complicada dejé el atletismo, y esta vez lo decidí yo. El porqué de la primera es obvio, el de la segunda fue una mezcla de curiosidad y reto.

¿Por qué has elegido la enseñanza?

En mi caso no siento haber elegido, siento que es algo que me ha llegado de manera en cierto modo muy natural.

¿Qué buscas transmitir en tus clases?

Creo que sobre todo intento facilitar, estimular la curiosidad por descubrir, intento naturalizar tanto física como intelectualmente la danza.

¿Qué es lo que más te gusta de la enseñanza?

Sinceramente he llegado a sentir que me gusta la sensación de seguir aprendiendo y no solo enseñar lo aprendido, de poder entregar y recibir multiplicadamente, de intentar la mejor manera de acompañar a cada alumno entendiendo lo que necesita de mí.

¿Qué te parece más dificultoso de la enseñanza?

Quizás el constante equilibrar entre lo que sabes, lo que intuyes, y lo que el alumno necesita. Cuando doy cursos, el planteamiento es sobre todo entregar, puesto que teniendo en cuenta la brevedad del tiempo no puedes personalizar a cada alumno la forma en que lo haces, pero cuando doy clases a un grupo de manera continuada, el objetivo es sobre todo que el alumno procese e integre la información, y ahí cada alumno tiene unas necesidades distintas.

¿Qué tipo de relación tienes con los padres y madres de tus alumnos?

La verdad es que intento generar la confianza para que esta relación se haga a través del alumno y su comunicación con sus padres sea donde se produzca. De cualquier modo siempre estoy abierto a conversar sobre las inquietudes que puedan surgir. Admiro a los padres que apoyan a sus hijos en proyectos que la sociedad considera de tanto riesgo como es nuestro arte.

¿Cómo ves el mundo de la danza actualmente? ¿Qué crees que necesita?

Siento que es algo tan conectado con la sociedad, que vive el momento que todos sentimos, y a eso hay que incluir el lugar en donde lo vivimos, con todo lo que eso supone y condiciona. I de lo que necesita en donde yo vivo, diría que integrarse de una manera natural, seria y protagonista en el sistema educativo, y con ello en nuestra cultura i cotidianidad.

¿Cuáles son tus proyectos actuales y futuros?

Ahora mismo sobre todo disfrutar y seguir aprendiendo de lo que se ha convertido en lo que quiero ser de mayor. Nunca creí que me apasionaría tanto entrar en un aula con la sensación de tener cada vez una nueva oportunidad.

¿Qué consejos darías a los alumnos que quieren hacer de la danza su trabajo, bien sea como bailarín o profesor?

Que lo duden y lo duden mucho, y si después siguen con la misma idea que se pongan a trabajar y a disfrutar en ello y no tanto en lo que imaginan que les hará felices, sino sobre todo en el esfuerzo constancia y proceso que es necesario y protagonista constante. Salir al escenario está bien, pero la mayor parte del tiempo se lo llevan las clases y los ensayos.

Etiquetas: , , , , , , , ,

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*