Llega “EL OCTAVO DÍA” al Antic Teatre de Barcelona

La compañía La Taimada, dirigida por Olga Alvarez, presentará a partir de hoy su nueva creación “EL OCTAVO DÍA” en el Antic Teatre de Barcelona. Con esta pieza, la coreógrafa considerar marcar una nueva etapa en la trayectoria de la compañía; una etapa que podréis descubrir hasta el domingo y de sobre la cual nos da algunas pistas en esta entrevista. 

¿Por qué el título “EL OCTAVO DÍA”?

¿Y porqué no? Estuvimos barajando muchos títulos. Ninguno nos satisfacía del todo. Tocamos temas sobre el Hombre, la violencia intrínseca en la esencia humana y su fragilidad. Queríamos presentar la violencia sin juicio, ponerla delante del espectador con sus propias reglas e incluir su parte bella. El título surgió durante el desarrollo de la dramaturgia, en un momento en el que hablamos sobre Dios y su ausencia, sobre el Hombre, la ética, la moral, el observador ajeno… Un buen día, apareció Jordi con el título en la cabeza, fue rotundo, lo aceptamos por unanimidad.

Venimos de una cultura cuya raíz es la educación judeo-cristiana y ésta explica que hay un Dios que creó el mundo en 6 días. Al séptimo se dice que Dios descansó. Nosotros queríamos hablar del Hombre e ideamos un Octavo Día para que le perteneciese, un día en el cual Dios cede su protagonismo. El Octavo Día pertenece enteramente al Hombre y éste cuando está solo, sin Dios, sin un dirigente externo, se vuelve muy frágil, bello y terriblemente peligroso.

¿En la presentación de esta pieza, el Antic Teatre habla de “nuevos lenguajes del cuerpo”: cuáles son los nuevos lenguajes del cuerpo?

Para La Taimada ésta obra es un punto de inflexión. Abrimos etapa con una nueva manera de ofrecer el cuerpo. La compañía ha trabajado 10 años con formatos de danza, danza-teatro y performance. Pero durante estos últimos dos años he perseguido algo disímil. Quería desarrollar un cuerpo muy real, que me hablara directamente de la fragilidad humana, despojando el cuerpo cada vez más del artificio y de la construcción. Pedía una danza que se detuviera justo en el instante en que los cuerpos me hablaran, que me ofreciera la esencia del alma humana con lo bueno y lo malo, un lenguaje propio de la compañía que pudiéramos llamar danza, movimiento u acciones. Que contuviera un cuerpo real que mostrara las flaquezas humanas.

He de decir que trabajar con el lenguaje de la danza, la cual amo terriblemente, fue en parte limitador, aunque la danza no sea directamente un artificio, es extremadamente rizosa y floral. Con ella topaba una y otra vez inmersa en la búsqueda de éste cuerpo tan humano.

El diciembre del 2014 la compañía tuvo una residencia en la CND, investigamos éste “no se qué” que quería trasladar a escena. En la residencia Jordi Cabestany que venía como realizador de video aportó imágenes que sumaron en la investigación. Allí nos encontramos cara a cara: él con sus imágenes y yo generando escenas y acciones con los cuerpos. Allí se fusionaron dos imaginarios que me abrieron la posibilidad de atrapar aquello que andaba persiguiendo; esa quimera, ese cuerpo real que se presenta, se acciona, se hace performativo y con el cual se pueden generar escenas.

¿Qué significa para ti esta pieza en el momento actual de tu vida?

Ha sido muy grande, una bajada a pequeños infiernos personales. Llevamos un año y medio ideando, pensando, peleando, fusionando ideas, convicciones, puliendo detalles… Para mi representa la exposición de mi alma, para Jordi aunque de diferente manera, creo que también. Creo que he vendido mi alma inmortal en este trabajo. Espero que se perciba, que llegue y se valore ese esfuerzo, que nadie resulte indiferente.

¿Qué destacas del proceso de creación?

Destacaría que tuve que perderme para encontrarme. Para Jordi Cabestany fue sobretodo probar ideas, para él todo era posible ya que no procede del mundo escénico y eso nos ayudó a no tener prejuicios. Para Maribel Martínez, la ayudante de dirección, fue entender hacia dónde nos dirigíamos, exponer los conflictos y generar opciones que nosotros no veíamos. Yo, llevo mucho tiempo dirigiendo con unos esquemas determinados, para generar resultados distintos, tuve que perderme y así poder encontrar nuevas maneras.

Ha sido un proceso largo, el primer año dedicado exclusivamente a la investigación de imágenes e ideas. Luego a la propuesta de la investigación de estas imágenes con los intérpretes, teniendo ya residencia en centros de Creación tales cómo La Caldera, Les Corts y Nunart en Barcelona y L’Estruch en Sabadell. En esta parte del proceso pusimos los cuerpos dentro de las imágenes que veníamos imaginando, eso fue fácil y muy agradecido.

Otra cosa interesante fue organizar una manera de mover los cuerpos en el conflicto y en la violencia sin obviar la sensualidad. Queríamos que para los chicos eso fuera un juego, una diversión y una catarsis. Pero sobretodo que no se lesionaran. Tardamos cierto tiempo en encontrar la disponibilidad adecuada del cuerpo para el conflicto y evitar entretanto posibles lesiones.

¿Qué destacarías de los intérpretes?

Nuestros intérpretes han sido muy generosos, extremadamente disponibles y han dado todo su ser para ofrecernos esos cuerpos. Desde la dirección sentimos un gran placer estético al verlos en el escenario y una profunda admiración por el increíble trabajo que nos han ofrecido. Sentimos orgullo y mucho amor por esa fe que nos mostraron desde el primer día, gran agradecimiento hacia los diez artistas que actuarán en el Antic Teatre y hacia los que estuvieron en la primera parte del proceso cuando tuvimos la Residencia de La caldera.

Así que si la revista me lo permite ahí lo lanzo, ¡Gracias chicos! Os adoro ya lo sabéis:

Angie Mas, Michele Altini, Davínia Descals, Pau Estrem, Nora Baylach como intérpretes de los cuerpos escénicos. Bárbara Martín, Patricia Mas, Camilo Mejía, Marc Vilajuana, Jordi Ciurana como operarios escénicos. Junyi Sun, Marta Galvez, Godlive Lawani, Anna Fontanet, y Borja Fernandez en la primera investigación de la Residencia en La Caldera.

¿Es la primera pieza que diriges conjuntamente con Jordi Cabestany, qué nos podrías comentar sobre vuestra manera de trabajar?

A veces me pregunto como llegamos a éste encuentro. Yo soy una persona muy sociable pero profundamente individualista y solitaria, vengo de la danza y proceso las ideas con la palabra y  el cuerpo escénico. Él es un hombre que viene de las artes plásticas y del mundo audiovisual, también está acostumbrado a solucionar sus propios problemas y a trabajar en solitario. A los dos, por suerte, nos gusta el cine. Pero cada uno tiende a defender sus razones, juntarnos ha sido como un increíble parto. He aprendido muchísimo a escuchar, a ceder y a razonar por dos voces. Creo que Jordi también.

En cuanto a lo demás, ha sido todo increíblemente fácil. Casi pensamos al unísono y tenemos un imaginario que confluye. Cuando no ha sido así, lo hemos trabajado y nos hemos puesto al día. Llevamos más de un año leyendo, escribiendo, mirando películas, traspasándonos información y conceptos… Lo que que tenemos en común, nuestra propia naturaleza, lo que no hizo falta trabajar, lo que somos, lo que nos llevó en su día al acercamiento y a la creación de este proyecto, es la sensibilidad por el detalle, para lo pequeño, para los silencios, para los ambientes y para el mensaje.

Encontramos un punto en común respecto a lo que nos gustaría expresar. Escuchar las razones del otro nos ha bastado, nos retroalimentamos a una velocidad de vértigo y expresamos con facilidad nuestros deseos. Aunque el ego nos obliga a seguir generando ideas, conflictos, buscar soluciones, decirla más grande, más fuerte o más intensa que el otro… ésta ha sido la parte más divertida y creativa. Llevo un año y medio de gran actividad y debo confesar que me he divertido y he sufrido mucho, he profundizado en mis miedos, en el inconsciente, y eso siempre conlleva un cierto riesgo.

¿Algunas palabras especiales para nuestros lectores a unos días del preestreno en el Antic Teatre?

ACÉRCATE… VEN y MIRA.

Etiquetas: , , , , , , , ,

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*