“Me llena de esperanza saber que quizás nos quedaremos en su memoria como su primer experiencia en el teatro” Nicolas Ricchini sobre Chotto Desh

Nicolas Ricchini forma parte del elenco de CHOTTO DESH como bailarín de la obra, junto a Dennis Alamanos. Nos habla del proceso de creación y de la experiencia única que está viviendo.

Dansart BCN: ¿Podrías hablarnos en unas palabras de tu trayectoria profesional?

Nicolas Ricchini: Empecé a formarme en Lyon, en una escuela privada de ballet y integré la compañía Lyon Ballet. Luego me mudé a Barcelona y seguí formándome en danza contemporánea en Varium, la escuela de Anna Sánchez. Tuve después la suerte de cruzar el camino de Pepe Hevia que confió mucho en mi trabajo. Fui primer bailarín y ayudante de dirección de su compañía durante un par de años, durante los cuales fuimos galardonados con el Premio de Danza Moderna por nuestro duo DETRÁS DEL CRISTAL en el Certamen de Burgos-Nueva York en 2009. Después trabaje como freelance con artistas como Tupac Martir y Fernando Madagan en Londres, Francesc Fernández, Emma Martin Dance (United Falls) en Dublin y Nadine Gerspacher entre otros. También tuve la oportunidad de trabajar en la Ceremonia de los Juegos Olímpicos de Londres con Akram Khan Company. En los 3 últimos años, trabaje con diversas producciones de Lali Ayguade y Olga Alvarez. Y en agosto 2015, integré el proyecto de Chotto Desh con Akram Khan Company.

¿Cómo viviste el proceso de creación de la pieza?

El proceso creativo fue un reto pero de manera muy positiva. Tuvimos la suerte de contar con tres grandes artistas: Jose Agudo se encargaba de adaptar la parte coreográfica de la pieza original “Desh“; Sue Buckmaster, director de Theatre Rites, que trabajó en la dirección general de la pieza para que fuera adaptada para los niños; y Amy Butler que es nuestra repetidora que veló desde el principio en la calidad del espectáculo y que nos empuja cada día a ir mucho más allá de lo que ya sabemos.

En general, tuvimos que trabajar bastante nuestra forma porque es un espectáculo muy físico y pide mucha concentración y control de su cuerpo. La adaptación de la pieza fue apasionante porque pudimos trabajar a partir de “Desh“, dejarnos guiar hacía un nuevo camino con la nueva dramaturgia de Sue y también aportar algo de nuestra identidad en ello.

¿Sientes alguna similitud con el personaje de Akram en la pieza?

No puedo decir que no me pueda identificar de cierta manera con algunos aspectos del personaje de Akram en la pieza. También he tenido en algún momento preguntas sobre mis orígenes y lo que quería hacer en mi vida. Creo que nos ayudó, tanto a Dennis como a mí, tener raíces filipinas para interpretar la pieza, aún que no tengo ninguna conexión intima con este entorno. Pero también el hecho de haber luchado por lo que quería es otro punto en común con el personaje. Uso bastante referencias personales en mi cabeza para integrar partes del espectáculo, pero de manera muy relativa, ya que creo que cuando interpretas un personaje, tienes que también darle su propia voz.

¿Cuál es el momento más difícil para ti en la pieza?

La cosa la más difícil quizás fue la parte de la enfrento con el padre en la pieza. No por tener algún problema con mi padre, sino por la manera en la que teníamos que interpretarlo. Necesité bastante semanas para averiguar la mejor manera de entender que hacía y sentía el personaje en este momento. A parte de esto, tengo que confesar que la parte física fue bastante dura al principio, cada vez menos, pero me acuerdo de tener los pies ardiendo durante días. Pero forma parte del trabajo, y ¡vale mucho la pena!

Credito: Richard Haughton 

¿Fue difícil retomar el papel de Akram Khan?

Retomar el papel de Akram en una adaptación fue también un gran reto. Akram es un coreógrafo mundialmente conocido y quieres dar lo mejor de tí para estar a la altura. Creo que tenemos consciencia de que la gente tiene mucha expectativa viendo que “Chotto Desh” es una adaptación de “Desh”, entonces fue bastante importante para nosotros trabajar a fondo para conseguir la mejor calidad posible, pero fue también un gran factor motivador.

¿Cómo fue trabajar bajo la dirección de Sue Buckmaster y de Jose Agudo?

Jose y Sue hicieron un trabajo estupendo. Estuvieron muy al tanto de lo que creíamos poder dar, y supieron encontrar la manera para que saquemos sino el triple, el doble de lo que pensábamos ser capaces. Jose es muy preciso y tiene claro lo que quiere. Sabía también lo que esperaba Akram de esta pieza. Ha sabido guiarnos muy bien en este viaje y se ha entregado muy generosamente y a compartido tanto como podía para que podamos conseguir hacer un espectáculo como este. Sue es absolutamente extraordinaria. Es muy diferente trabajar con una dramaturga, y particularmente siendo especializada en obras para niños. Tiene otro punto de vista: nos ayudó a entender y ver el espectáculo a través de los ojos de los niños para poder ser lo más entendibles para ellos. Tuvimos realmente un equipo increíble trabajando en esta creación, ¡me siento muy afortunado!

¿Es la primera vez que participas en una obra destinada a un público joven? ¿Cuál es la diferencia con un público adulto?

Cuando estuve estudiando en Varium, tuvimos la oportunidad de hacer un espectáculo para niños. Lo disfruté mucho pero por supuesto, no tenía en esta época la visión ni las ideas que tengo ahora. La verdad, es muy importante para mí estar haciendo este espectáculo porque los niños son simplemente nuestro futuro. Cuando los veo en el teatro, me llena de esperanza saber que quizás nos quedaremos en su memoria como su primer experiencia en el teatro, pero esto conlleva una gran responsabilidad. Muchas veces, se le tiene menos valor a los espectáculos o programas diseñados para niños, pero son una cosa fundamental de nuestra disciplina. Estamos participando de manera activa a su educación, intentando dejar una huella en sus mentes para que les surjan ideas o preguntas. Estamos creando el público, la afición de mañana y esto es verdaderamente importante: crear para una sociedad sostenible.

A parte de esto, los niños son muy receptivos y espontáneos: no tienen filtros en su mente como los tienen los adultos. Es muy gracioso a veces escucharles durante y después del espectáculo en las charlas. Tengo consciencia de que es una gran oportunidad y la estoy disfrutando mucho.

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*